Seguidores

miércoles, 6 de julio de 2011

" Broken Rules " Niley Cap 8


holis!! bue.. ak les dejo el ultimo... jeje espero q les guste!!! :D un besoo... :) jeje y espero sus comentarios!! :D


Nick abrió la puerta y una ráfaga de aire frío entró en la cabina. Miley tembló.
—Si esta mañana Alexander no quería entrar en el cuarto de baño, tenías que haberlo visto cuando he intentado meterlo en la caja.
— ¿Tan mal ha ido?
—Espero que seamos capaces de encontrarlo después, cuando tengas que volver a casa.
—Sólo queda un día de clase, luego estaré en casa todo el día y podrá ser libre.
—Salvo cuando estés buscando apartamento.
Ella no dijo nada.

Veinte minutos más tarde, olía a palomitas y a café en la cocina. Nick había propuesto ver un DVD, y a ella le había parecido bien. Sabía que él tendría cosas que hacer, siempre tenía trabajo, pero también encontraba siempre tiempo para ella cuando lo necesitaba.
Nick Jonas era un hombre realmente especial.
Cuando las palomitas y el café estuvieron listos, fueron juntos a la sala de estar.
— ¿Quieres ver un episodio de Yo amo a Lucy? —preguntó a sabiendas de que esta comedia blanco y negro era una de las favoritas de Miley.
—Vale.
Se sentaron en el sofá. Nick puso el DVD, y se dio la vuelta para sentarse, pero dudó. ¿Qué le pasaba?
Ella dio una palmadita al asiento que había a su lado.
—Las palomitas están aquí.
Nick volvió a dudar, pero terminó sentándose dejando unos centímetros de separación entre ambos. Ella se acercó y colocó la cabeza en su hombro. Siempre veían así la televisión. Nick suspiró y puso el brazo alrededor de sus hombros.
La imagen de Lucy intentando meterse más bombones en la boca ya llena de chocolate se desvaneció cuando Miley empezó a ser consciente del roce del brazo de Nick contra su piel.
Era algo que le había ocurrido cada vez más a menudo durante el último año y siempre se había obligado a ignorarlo. Había pensado que «la noche» la había curado de cualquier sentimiento romántico que pudiese quedarle hacia Nick y, por supuesto, del deseo que había sentido por su musculoso cuerpo. Pero se había equivocado… al menos en lo referente al deseo.
No podía creer que todavía lo desease después del doloroso rechazo que había tenido que vivir con diecinueve años.
Había vuelto a casa de la universidad para las vacaciones de verano y habían pasado muchos tiempos juntos, como era habitual. Pero aquel verano había sido diferente. Había sido como si Nick se hubiese dado cuenta por fin de que era una mujer. La había llevado a lugares en los que previamente había estado con otras chicas, y en más de una ocasión le había sorprendido mirándola con sus ojos azules ensombrecidos por lo que ella había estado segura de que era deseo.
Miley se había dado cuenta de que Nick era la personalización de todas sus fantasías desde que tenía dieciséis años, pero él había estado prometido y viviendo en la Costa Este por aquel entonces.
Nick había ido a la universidad cerca de donde vivía su madre biológica, para conocer a esa parte de su familia. Pero la cosa no había ido tan bien como él y su padre habían esperado. El abuelo de Nick había fallecido cuando él estaba en segundo curso de universidad y le había dejado a él la mayor parte de su fortuna, lo que había enfurecido a la madre de Nick y había vuelto a separarlos.
Nick había empezado a salir con «la bruja» ese mismo año y, diez meses más tarde, se habían prometido. La relación había terminado cuando Nick había accedido a volver a Oregón a ocuparse del rancho cuando su padre le había dicho que quería mudarse a Portland con Denisse.
En realidad, y para ser justos con Paul Jonas, éste le había dado tres opciones a Nick: contratar un capataz con plena autoridad para tomar decisiones, vender el rancho que había pertenecido a la familia durante cuatro generaciones, o que volviese a casa y lo llevase él.
Teniendo en cuenta que Nick había planeado vivir y trabajar en la Costa Este, a todo el mundo le había sorprendido que hubiese decidido volver a casa. A todo el mundo, salvo a Miley. Ella siempre había sabido que Nick nunca permitiría que un capataz se ocupase del rancho, y que jamás lo vendería. Era un magnate de los negocios, pero también tenía una gran conexión con la tierra, la misma que había tenido su bisabuelo.
A su prometida no le había gustado la decisión y le había devuelto el anillo. A partir de entonces, él había salido con muchas y sofisticadas mujeres. Siempre había mucho donde escoger en Sunshine Springs.
Miley había estado segura de que Nick nunca la miraría a ella como miraba a esas mujeres. Era demasiado provinciana, y su físico no era exactamente de anuncio; era menuda y tenía el pelo castaño apagado. Pero se había equivocado, al menos durante una época. Se había dado cuenta una noche de ese verano, en la que una de sus frecuentes peleas de broma había terminado en una lucha cuerpo a cuerpo.
Se había encontrado apresada bajo su cuerpo duro y su erección, todavía más dura. Aún recordaba lo sorprendida que se había quedado al sentir las caderas de Nick apretarse contra las suyas, haciéndole sentir por primera vez el efecto que podía tener en un cuerpo masculino. Y no en un cuerpo cualquiera, sino en el de Nick.
Él la había besado, y había sido algo increíble, Tan increíble, que Miley no se había dado cuenta de que él se había desnudado y la había desnudado a ella de cintura para arriba y que le estaba chupando uno de los pezones. El placer había sido tan intenso que la había sacado de aquella neblina de pasión y, de pronto, había sentido pánico.
Ni siquiera le habían dado un beso con lengua antes. De hecho, era algo que no había querido hacer con otra persona que no fuese Nick, y él no había estado disponible. Miley le había pedido que la dejase marchar, se había tapado con la camisa y había salido huyendo del establo y de los sentimientos que tenía por él. Luego, se había lamentado de haber sido tan idiota. Debería haber confiado en que Nick nunca le haría daño.
Lo había querido toda su vida y había sentido que si no podía tenerlo, no quería a ningún otro. Así que había decidido darle su virginidad. Nick tenía que llevarla a una fiesta en la ciudad, y ella había planeado ofrecerle su amor y su inocencia. Pero había terminado la noche sintiéndose humillada. Una modelo de Nueva York había convencido a Nick de que dejase a Miley en casa y se fuese con ella a dar un paseo nocturno en su jet privado. Lo único que la había consolado aquella noche era que Nick no había conocido sus intenciones, ni el amor que había estado ardiendo en su interior durante la mayor parte de su vida.
No volvería a darle la oportunidad de que volviese a romperle el corazón.
A pesar de saber que su amistad sería lo máximo a lo que podría aspirar, Miley todavía lo deseaba… cada vez más. Al igual que durante aquel verano cuatro años antes, sentía que Nick también era consciente de la química que había entre ellos. Estaba respirando entrecortadamente y Miley podía oír cómo le latía el corazón.
Se echó hacia atrás y lo miró a los ojos, que ardían de inconfundible deseo. Miley separó los labios involuntariamente. Nick la miró a la boca y ella sintió un cosquilleo, como si la hubiese tocado. Oyeron risas provenientes de la televisión, pero él no apartó la mirada de sus labios y ella tampoco dejó de mirarlo. Nerviosa, se pasó la lengua por los labios para humedecérselos.
Nick hizo un sonido extraño con la garganta.
— ¿Nick? —su cabeza le decía que no lo hiciese, pero Miley no pudo evitar acercarse un poco más.
—Esto no es una buena idea —comentó él agarrándola por la nuca y besándola.



5 comentarios:

  1. Muy lindo sis!! me re gusto la mini.. jaja:p espero el proximo!!

    ResponderEliminar
  2. Ohhh!
    OMJ!!!
    me encantooooo!
    me encantoo el marathon! jeje
    pero no me dejes asiii!
    ya kiiero el siguiente chik!
    fue genial!
    jeje
    kuidathe
    te kiiiero y el video k subiste me hizo llorar :)
    bye TKM :D

    ResponderEliminar
  3. me encanto el final , que emoción, bueno de mas esta decirte que fue GENIAL y que tu nove es genial, me encanta, espero el próximo cap, quiero leerlo pronto, quiero saber que pasaaa :D, bueno besitos divina

    ResponderEliminar
  4. komo siempre sis me encantho
    supeeer ahh sis me encaanthoo te extra quioerooo

    ResponderEliminar
  5. awwwwww
    awwwww
    emil...
    siguela por fis....
    awwww la beso....
    awwwww

    ResponderEliminar