Seguidores

sábado, 13 de agosto de 2011

" Innocence and Desire " Cap 20

hola chicas ak les dejare unos cap pequeños antes del final.. las amooo :)



De repente, un día Demi fue a verla.
—He hablado con Nick antes de venir —le aseguró.
Miley la miró sorprendida.
— ¡Ni que necesitaras su permiso para venir a hablar conmigo! —se indignó Miley—. Pasa, pasa. No sabía que lo supieras...
—Me he enterado hace un par de días. Últimamente, no veo mucho a mi hermano, pero quedé con él el otro día para contarle una cosa muy importante y él me contó lo vuestro.
Miley asintió.
Demi pareció dudar, tomó aire y se lanzó.
—Mira, Miley, lo que pasó entre tu padre y yo... en fin, quiero que sepas que nos enamoramos como quinceañeros y no pudimos controlarnos. A lo mejor, no deberíamos haberlo hecho teniendo en cuenta que tu padre estaba casado...
Miley se quedó pensativa.
—Demi, le he dado muchas vueltas a este asunto y, al final, he decidido que es muy difícil en esta vida controlar las emociones, así que no los culpo a ninguno de los dos por lo ocurrido.
—Gracias —sonrió Demi encantada—. ¿Sabes que me voy a casar? —añadió feliz.
Miley la miró sorprendida.
— ¡Sí, creía que no me iba a volver a enamorar jamás, pero ha sucedido y es maravilloso!
Sin pensarlo dos veces, Miley se puso en pie, fue hacia ella y la abrazó sinceramente.
—Me alegro mucho por ti.
—Te quería preguntar si tus padres... bueno, si se han...
— ¿Reconciliado? ¡Sí! ¡Están muy bien!
Demi suspiró aliviada.
— ¿Y tú crees que tu padre le perdonara a Nick esto?
— ¿Esto? —repitió Miley tocándose el vientre con cariño—. Intenta llevarlo lo mejor que puede aunque no creo que lleguen nunca a ser los mejores amigos del mundo, pero al menos creo que he conseguido convencerlos de que tienen que comportarse de manera civilizada cuando estén juntos. Claro que, de momento, eso no ha ocurrido.
— ¿Y por qué no te quieres casar con Nick?
—Demi... —contestó Miley mirándose en sus ojos azules—... seguramente tú eres la persona que mejor conoce a Nick Jonas y sabes que es difícil llegar a su corazón. Tu hermano no se quiere comprometer y creo que le viene del hecho de haber sido dado en adopción.
—Te aseguro que no es fácil. Aunque tengas la suerte de tener una familia adoptiva maravillosa, como la nuestra, es duro saber que tus padres biológicos te abandonaron un día. Yo tomé la decisión de que mi madre era una mujer maravillosa que siempre estaría unida a mí por un hilo de plata. Sin embargo, Nick decidió todo lo contrario.
—Lo cierto es que yo soy una persona de todo o nada, ¿sabes? No puedo mantener una relación y, menos, casarme con un hombre que no está convencido de lo que hacer.
Demi asintió y Miley decidió cambiar de tema.
—Anda, háblame de ese maravilloso hombre con el que te vas a casar mientras te enseño la habitación del bebé.


Dos días después, Miley se llevó una sorpresa mucho mayor.
Nick daba una cena para celebrar que habían empezado a hacer la residencia de ancianos.
Miley recibió la invitación que le enviaba Maisie, que era la que se había encargado de todo porque Nick estaba en Europa por motivos de negocios, .y decidió ir a la fiesta porque, aunque estaba embarazada ya de ocho meses, se encontraba muy bien.
Así que se puso un precioso vestido azul marino de cuello redondo y bordados plateados en el escote, fue a la peluquería y se hizo la manicura y no pudo resistirse a ponerse unas sandalias plateadas de tacón con bolso a juego aunque era una locura.
—Bueno —le dijo al bebé tras mirarse al espejo—, estamos realmente bien.


—Estás realmente increíble —le dijo Maisie.
—Estoy completamente de acuerdo —añadió Nick a sus espaldas.
Hacía una semana que Miley no lo veía y ahora, ataviado con un elegante traje hecho a medida que resaltaba su impresionante físico, Miley se dio cuenta de que lo amaba más que nunca.
—Muchas gracias a los dos —contestó tragando saliva—. Desde luego, sabéis cómo hacer que una mujer muy embarazada se sienta muy bien.


La cena, que era un bufé para unas veinte personas, resultó muy tranquila. Habían colocado mesas en la terraza que daba a la bahía, la comida era deliciosa y Miley conocía a todo el mundo, así que se lo pasó muy bien.
Aun así, quería irse pronto y se estaba despidiendo de Maisie cuando llegó Nick y la agarró de la muñeca.
—Quédate un ratito más, luego te llevo yo a casa.
—Es que estoy cansada.
— ¿Qué te parece si te tumbas un rato en el estudio y te preparo un té? —se ofreció Maisie.
—Oh, me parece una idea maravillosa —contestó Miley agradecida—. Las sandalias me están matando.

1 comentario:

  1. awwwww lo ameeee amo esta serie!!!! voy por el siguiente!!!

    ResponderEliminar