Seguidores

domingo, 7 de agosto de 2011

" Bruken Rules " Niley Cap 28 FELIZ CUMPLE SARIITA...



—¿Nick?
Él le bajó los pantalones un centímetro por debajo de los muslos.
— ¿Sí?
—Esto… ¿me vas a quitar los vaqueros o no?
A él le encantó el tono de impaciencia que había en su voz.
—Sí, te los voy a quitar. Relájate, Miley, quiero mimarte.
Ella lo ayudó con los pantalones.
—Pues mímame desnuda, ¿de acuerdo?
Nick rió.
—Está bien.
Se puso a sus pies, le quitó los pantalones y luego se incorporó para disfrutar de su cuerpo desnudo, sólo cubierto por un minúsculo triángulo de seda que tapaba su zona más íntima. Era preciosa y, al menos por el momento, era suya. Totalmente suya.
Se echó hacia delante y la besó en el estómago, dejando que su lengua explorase la hendidura del ombligo y disfrutando al verla estremecerse de placer. Respondía a todos sus avances a pesar de seguir siendo virgen. Nick sabía de algún modo que había estado esperándolo a él.
Recorrió su suave cuerpo con besos hasta llegar a las bragas. Las agarró con los dientes por la cinturilla y se las quitó.
Lo hizo despacio, muy, muy despacio.
Ella gimió y se retorció, intentando también deshacerse de ellas.
Gritó su nombre y él sintió que una especie de poder primitivo y masculino lo invadía. Miley lo deseaba y a él le gustaba aquella sensación. Terminó de quitarle la prenda de seda, se puso en pie y la tiró al suelo.
Se quedó paralizado al volver a verla completamente desnuda encima de la cama. Había exaltado durante tanto tiempo sus sentimientos que casi le parecía imposible creer que estuviese allí, en el que había sido el dormitorio de Miley, con ella tumbada en la cama, desnuda, ruborizada.
Había estado con otras mujeres, pero no recordaba haberse sentido así. Aquello era más que físico. Estaba más que emocionado. Hacerle el amor a aquella mujer era algo espiritual.
La miró a los ojos y sonrió.
—Estás sonrojándote.
Ella frunció el ceño con tristeza.
—Me estás mirando fijamente.
—No puedo evitarlo. Eres tan perfecta….
¿Acaso Miley no se daba cuenta?
—No soy perfecta.
—Sí, sí que lo eres. Déjame que te lo demuestre.
Tornó su pie y empezó a mordisquearlo.
—Tienes unos pies tan sexys que sólo de mirarlos me aprietan los pantalones.
Ella lo miró con la boca entreabierta y los ojos llenos de emoción.
Nick le dio un beso en el empeine y lo acarició con la lengua antes de echarse hacia atrás.
—Tienes un empeine muy erótico, niña. Podrías ser modelo de pies.
— ¿Modelo de pies?
Él siguió ascendiendo hasta sus pantorrillas hasta llegar a la parte interior de su rodilla. Respiraba entrecortadamente. Sabía adónde iba y, a juzgar por el modo en que Miley estaba tensando los muslos, ella también.
—¿Nick?
—Cielo, tienes unas piernas que pararían el tráfico. En estos momentos me doy cuenta de lo agradecido que estoy de que te vistas como lo haces. Si te pusieses minifaldas no podría concentrarme para trabajar. Me pasaría el día mirando tus sensuales rodillas.
— ¿Sensuales rodillas? No sabía que se pudiesen tener unas rodillas sensuales.
Nick se encogió de hombros.
—Ya te lo he dicho, eres perfecta.
Concentró la atención en su objetivo, separándole la carne inflamada y acariciando con la lengua el pequeño brote que había en la cima de su feminidad. Miley levantó las caderas de la cama y gritó. Él siguió jugando con la lengua mientras le introducía un dedo muy despacio. Quería que aquello resultase perfecto para ella.
Quería que recordase aquella noche como la experiencia más maravillosa de toda su vida.
—¡Nick! —rogó ella.
Él obedeció y volvió a meterse aquel botón de amor en la boca, chupándolo como había hecho antes con su pezón. Sintió que un escalofrío le recorría el cuerpo al oírla gritar de placer.
—Por favor, por favor, por favor…
¿Acaso sabía Miley lo que le estaba pidiendo? ¿Lo que Nick estaba planeando darle? Se retorció y él continuó besándola en aquella zona tan íntima, hasta que probó una esencia tan dulce como la miel y sintió que Miley se estremecía. Ella volvió a gritar. Nick no se detuvo y ella se retorció para apartarlo y, al mismo tiempo, apretarse más contra él.
Nick continuó hasta que ella le pidió que parase y su cuerpo estuvo completamente relajado, sacudiéndose sólo cuando él besaba algún punto estratégico. La acarició con los dedos y siguió besándola en el lugar donde se unían sus muslos.
Luego se levantó y se puso un condón. Ella lo observó con los ojos desbordantes de pasión.
Nick sonrió, aunque estaba tenso. Estaba haciendo algo muy importante. Nunca se había sentido así con ninguna otra mujer y le daba la sensación de que tomar a Miley sería algo permanente. Era algo más que ser el primero. Sabía que Miley le pertenecía. De hecho, siempre le había pertenecido, pero había sido demasiado testarudo para admitirlo.
Un deseo que se había mantenido durante cuatro años de inhibición no podía haber nacido sólo de la lujuria, pero Nick intentó no pensar en lo que había dado pie a aquello. Le bastaba con pensar que era algo especial.
Miley no podía creer que su cuerpo volviese a responder al ver la erección de Nick. Estaba exhausta después de los múltiples orgasmos que le habían provocado sus labios. Pero volvía a sentir deseo y también la necesidad de satisfacerle del mismo modo que él lo había hecho con ella.
Miley sabía que podía hacerlo, aunque fuese su primera vez. Había leído libros… y no sólo novelas eróticas. Había leído manuales de sexo en un intento de desear a otro hombre que no fuese su mejor amigo. Pero ese problema ya estaba solucionado. Tenía a Nick encima, evidentemente preparado para unirse a ella.
¿Cómo no iba a satisfacerle? Estaba deseando darle todo el placer que fuese posible.
Sonrió al ver que Nick se tumbaba sobre ella y le apretaba con la punta de la erección en su parte más íntima. Abrió las piernas para recibirlo.
—Te deseo —le dijo.
—Me alegro —respondió él. Parecía tenso.
Miley levantó las caderas y sintió que la punta del miembro viril de Nick se deslizaba en su interior. Él gimió y se apretó más contra ella, pero su interior era estrecho y la erección de Nick muy grande. Más grande de lo que Miley había imaginado. Se mordió el labio y balanceó ligeramente las caderas para dejarlo entrar un poco más.
Intentó relajarse, pero sentía cómo se estiraba su interior. Al mismo tiempo, sentía que aquella invasión masculina era perfecta, y dudó si dejarse llevar por el deseo o por el miedo. Dio gracias de haber estado montando a caballo desde que tenía tres años. Nick no tendría que romper ninguna barrera para acceder completamente a ella y Miley no sentiría un dolor que fuese a mitigar el placer que le proporcionaría la unión.
Nick se balanceó contra ella, penetrándola un poco más hasta que sus tejidos le permitieron por fin el paso. Miley gimió. La sensación de su erección dentro de ella y la presión de su pelvis contra su cuerpo la atormentaron.
—Oh, Nick.
—Lo sé, Miley. Lo sé.
Ella no sabía si podría soportar otro movimiento más, pero lo deseaba con todas sus fuerzas.
—Nick.
Él pareció leerle la mente, porque retrocedió y luego volvió a avanzar con un movimiento hacia delante y hacia atrás con el que consiguió llegar a todas las terminaciones nerviosas del centro de su feminidad. Le cerró las piernas y abrió las suyas, frotando su clítoris con cada empellón. Miley sintió cómo volvía a crecer el placer en su interior, todavía con más fuerza que cuando Nick había estado acariciándola con la boca.
Intentó moverse debajo de él y consiguió balancearse levemente, lo que pareció volver loco a Nick, que empezó a empujarla con más fuerza. El cuerpo de Miley se tensó, luchaba contra él, obligándolo a forzar el contacto. Y eso hizo él, llegando cada vez más cerca y haciendo sentir a Miley un placer salvaje que hasta entonces le había sido desconocido.
—Venga, Miley, ahora, ven conmigo. ¡Ahora!
Y así fue, al sentir que Nick llegaba al orgasmo ella tuvo también la sensación de que todo el universo se unía en su cuerpo y en su mente durante un segundo infinito.
Después, se quedó tumbada debajo de él, completamente exhausta.


SARITA
 



7 comentarios:

  1. SUBE OTRO! SUBE OTRO! SUBE OTRO! :D :D :D TE LO RUEGO EH! (? :D :D

    ResponderEliminar
  2. wow q lindo cap se amaron <3 el amor q lindo es q bien x el minimaraton genial sube pronto tkm bye

    ResponderEliminar
  3. oww dupers dupers siis ooow coraazoon
    me dejastees con ganitas de maaz capiiiss ahhhhh
    quiero otro otro otroooooo
    te quierooo y miiil graxiias x el regaloo
    me fasiinooo coraazoonziiin te quieroo muuxooooo

    ResponderEliminar
  4. holap corazon, que hermoso jejeje
    me encantooo
    y por fis la otra nove igual debes de seguirla sip!!!
    awwww te extraño amiga...
    saludos a max....
    te quiero millon corazon
    besos!!

    ResponderEliminar
  5. o.O
    WOW!!!
    en serio k WOW!
    lo ameee!!!
    kiiiero el siguiente chik!
    pliiiis pronto el siguiente!
    jeje te kiiiero
    espero el cap
    LOVE U girl!
    kuidathe

    ResponderEliminar