Seguidores

sábado, 23 de julio de 2011

" Bruken Rules " Niley Cap 20




Con las mejillas ardiendo, Miley fue al cuarto de baño. Se sentía un poco culpable por haber dejado a Nick solo con Victoria y Avan, pero sólo un poco. Se lo merecía, después del gesto de horror que había puesto después de la que había sido la experiencia más maravillosa de la vida de Miley. Era evidente que Nick no había cambiado de opinión acerca de su norma, a pesar de lo que habían hecho. Seguía sin querer besarla.
Aunque había hecho mucho más que besarla y Miley no sabía si conseguiría recuperarse de ello algún día. Suspiró y se miró en el espejo de encima del lavabo.
Todavía tenía las pupilas dilatadas de pasión y los labios hinchados de los besos. Abrió el grifo de agua fría y metió debajo las manos y las muñecas. Se lavó la cara y recogió los mechones de pelo que se le habían salido de la trenza. Se abrochó el sujetador y volvió a meterse el suéter por dentro de los pantalones.
No podía hacer mucho más, a no ser que se diese otra ducha y se cambiase de ropa. No lo hizo. Quería terminar con aquello y ponerse a buscar apartamento. Preferiblemente sin volver a discutir con Nick.
Regresó a la cocina y se dio cuenta de que tanto Victoria como Nick estaban mirando a Avan, y que Avan parecía un preso en el corredor de la muerte. Miley perdió la paciencia.
— ¿Queréis quitar esa expresión de asco de vuestras caras? Avan no ha hecho nada malo y yo no estoy de humor para falsas suposiciones.
Avan le sonrió agradecido y Victoria abrió mucho los ojos al oírla hablar en aquel tono.
—Hablo en serio. ¿Queréis la verdad o no?
Victoria miró primero a Avan y luego a Miley.
—Sí.
—Yo también.
Miley ignoró a Nick. Se sentó a la mesa y miró a su compañera de trabajo a los ojos.
—Bien. Me estaba dando una ducha esta mañana cuando oí que llamaban a la puerta. Pensé que era Nick, porque iba a venir a por mí para acompañarme a buscar apartamento. ¿Hasta ahí todo bien?
Victoria asintió.
—Bien —Miley tomó aire—. Como bien sabes, no era Nick, sino Avan. Y, si te soy sincera, no creo que se diese cuenta de que sólo llevaba puesta una toalla.
—Te lo dije —comentó Avan.
—Estaba muy disgustado. Supongo que os habíais peleado.
Victoria asintió de nuevo.
—Bueno, estaba fuera de sí, no podía soportar la idea de perderte y vino a casa a suplicarme que hablase contigo.
—No podía perderte, Victoria. Te quiero.
La declaración de Avan no mejoró el humor de Miley, lo miró con impaciencia antes de continuar.
—Me abrazó cuando le prometí que lo ayudaría y en ese momento aparecisteis Nick y tú por la puerta.
—Supongo que te debo una disculpa —admitió Victoria.
Miley se encogió de hombros.
—Será mejor que aclares las cosas con Avan.
—Lo haré —dijo Victoria poniéndose en pie—. Vamos, Avan. Tenemos que hablar.
Avan se levantó de un salto, como un perro fiel, algo que resultaba divertido dado su tamaño. Su entusiasmo también parecía el de un animal. Victoria se detuvo al llegar a la puerta.
—Siento haber sacado conclusiones equivocadas.
—Te perdono —respondió Miley.
Se marcharon. Ella se levantó, recogió las tazas de café y las llevó a la pila.
— ¿Estás listo para ir a buscar apartamento?
— ¿No piensas que deberíamos hablar antes? —preguntó Nick. Su voz sonaba justo detrás de ella. Era extraño, no lo había oído levantarse.
— ¿De qué quieres que hablemos?
—Tengo un par de cosas en mente. La primera, ¿por qué no te vestiste en cuanto Avan llegó aquí?
—Porque me gusta recibir desnuda a los hombres que vienen a mi casa. ¿Tú qué crees? Quizá sea mejor que vayas a arreglar las cosas con tu Delta, yo buscaré apartamento sola.
—Olvídalo. Vamos a hablar de lo que ha pasado aquí.
Miley se dio la vuelta para mirarlo a los ojos.
—Ya he terminado de hablar de lo de Avan. Puedes elegir: o confías en mí o no.
Al decir esto, se dio cuenta de que Nick también se merecía el beneficio de la duda en todo lo referente a Delta.
—No me refiero a lo de Avan.
Miley suspiró. Era la hora del gran enfrentamiento.
— ¿Tenemos que hablar de lo otro? Ya sé que tienes una norma que te prohíbe besarme. Supongo que tendrás otra que prohíba también lo que ha ocurrido en la encimera. ¿No podemos dejarlo así?
Nick frunció el ceño.
— ¿Dónde quieres que lo dejemos? ¿En el momento en que ambos nos damos cuenta de que no deberíamos besarnos pero no podemos evitar hacerlo?
—Esto… Creo que hemos hecho algo más que besarnos. Al menos, yo.
—Ya lo sé —replicó él pasándose la mano por el pelo.
—Siento que a ti no te haya dado tiempo ¿Es lo que te molesta? —Miley sabía que los hombres solían ponerse de mal humor cuando se quedaban a medias, o eso le habían contado.
—No —respondió él horrorizado.
—Estoy empezando a perder la paciencia. No podemos hacer nada para cambiar lo que ha ocurrido. Como te he dicho, ya sé que tú no querías que ocurriese. Por algún motivo que ninguno de los dos comprendemos, me has besado dos veces durante la última semana a pesar de no querer hacerlo.
Nick se dejó caer en la silla y hundió la cabeza entre las manos. Se parecía tanto a Avan un rato antes que a Miley le entró la risa.
—No es gracioso, maldita sea —espetó él.
—Ya lo sé.
—Tenemos que hacer algo frente a la atracción que sentimos el uno por el otro.
Aunque él ya había hecho lo más lógico, dejarse llevar.
— ¿Qué se te ocurre?
—Quizá no deberíamos pasar tantos tiempos juntos.
Miley sintió miedo. ¿Estaba diciendo Nick que quería terminar con su amistad? No era posible. La noche anterior le había prometido que nunca sacrificaría su amistad.
—Por favor, sé más claro.
Nick sonrió. Era una sonrisa tensa, pero, al fin y al cabo, una sonrisa.
—A veces hablas como una profesora de universidad, no como una profesora de una guardería.
¿Y? Se pondría a hablar como una imbécil si no le explicaba pronto a qué se refería cuando decía que no deberían pasar tanto tiempo juntos.
— ¿Quieres decir que no vendrás a buscar apartamento conmigo, o que no quieres que pasemos juntos la Navidad?
Él frunció el ceño.
—Te prometí que te acompañaría a buscar alojamiento y lo haré.
—Muy bien.
—Y en lo que a la Navidad respecta… La hemos pasado juntos desde que tengo once años. No voy a romper ahora la tradición. Además, me gusta estar en buenas relaciones con mis padres.
Miley se sintió aliviada.
— ¿Entonces de qué estás hablando?
—No lo sé —admitió sacudiendo la cabeza—. Tal vez no deberíamos pasar tiempo juntos en la encimera de la cocina…
—Eso me parece factible. Si eso te hace sentir mejor, no volveremos a estar juntos en la cocina.
—Tal vez eso funcione.
Nick parecía tan aliviado que Miley no quiso recordarle dónde estaban en esos momentos. Ni que el primer beso había tenido lugar en el salón. ¿Para qué estropearlo todo?
—Bien. ¿Podemos irnos ya a buscar apartamento?
El asintió.
—Ponte el abrigo. Yo conduciré. Miley no discutió. Agarró el papel donde tenía la lista de apartamentos a visitar, el abrigo y el bolso y lo siguió hasta su coche.
— ¡Vaya! —exclamó Miley dándole el papel y el bolso a Nick—. Deja esto en el coche, ahora mismo vuelvo.
— ¿Adónde vas?
—He olvidado encerrar a los gatos en el cuarto de baño.
—Ah, hablando de animales. Bud ha salido de su escondite esta mañana.
A Miley se le había olvidado completamente el hámster.
—Me alegro.
—Sí. Parece que está bien.
Miley esperaba que los cables de Nick también estuviesen en buen estado.
Encontró a los gatos y los encerró en el baño. Luego volvió a salir a la calle.
—Vamos —le dijo a Nick.
Él arrancó.
— ¿Por dónde empezamos?
Había un apartamento cerca del Dry Gulch, así Nick podría aprovechar para disculparse con Delta. Miley volvió la cabeza y vio el ramo de rosas que Nick le había comprado a Delta. No le parecía justo que le hiciese llegar al clímax a ella y que luego le regalase flores a otra.
A veces la vida era demasiado complicada.
Nick debió de darse cuenta de que estaba mirando el ramo.
—Se lo compré ayer.
—Ya lo sé.
—Debí habérselo dado cuando insistió en marcharse a casa, pero estaba demasiado preocupado por Bud.
—Sí.
—Maldita sea, Miley. No son más que unas flores. Tengo que dárselas.
—Yo no he dicho lo contrario.
—Vale. Bien. Espero que lo entiendas.

5 comentarios:

  1. Holiss mis sis muy lindo capi y que Miley celosa... jajaj espero el próximo capi beshitoss!!

    ResponderEliminar
  2. jajajajajajajajajajajajajajajaajajja!!!!
    Miley se siente celosa, pero no dice nada al respecto... en cambio Nick se pone paranoico jajajajaja!
    chik me encantooo!
    espero el siguiente!
    me fascinan tus noves jeje xD
    kuidathe
    te kiiiero girl!

    ResponderEliminar
  3. miley esta celosa...
    bueno nick es un tontito.. jejeje
    corazon espero que sigas la nove me encanta.. jejeje
    te quiero millon amiga...
    besos!!!
    cuidate muchop!!!

    ResponderEliminar
  4. HAY NICK NADIEN TE ESTA DICIENDO NADA!!
    Jajajajaja estoyp lokita con tu nove siguela rapidisimo plis un besote y kdate
    By:~Anto~HAY NICK NADIEN TE ESTA DICIENDO NADA!!
    Jajajajaja estoyp l

    ResponderEliminar
  5. Miley esta mas que celosa, Nick solo se esta comportando para no seguir quedando mal frente a Delta, aunque se nota que ama a Miley.. Bueno sigo leyendo :D me encanta

    ResponderEliminar