Seguidores

jueves, 30 de junio de 2011

" Broken Rules " Niley Cap 4


holaaa!!! chicas d mi almaa.... :D bue por fin puedo subir cap... jeje :D chicas kisiera saber si d verdad les gusta la novee... pues siento como q no les gustaa.. buee solo quiero q sean sinceras... las kiero muchisimoo... un beso muy grandee... :D


Se maldijo. No podía ceder a la tentación de la carne con ella. Su amistad le importaba demasiado. Más que cualquier relación que hubiese tenido en toda su vida, y no iba a arriesgarla por algo tan básico como el sexo.
— ¿No deberías ponerte una sudadera o algo así encima de esa cosa? —preguntó Nick esperando que Miley no notase la desesperación de su voz.
— ¿Por qué? No tengo frío. ¿Te molesta mi camisón?
¿Camisón? Si no era más que una camiseta…
—Por supuesto que no. Pensé que a lo mejor tenías frío.
Ella se encogió de hombros.
—Pues no.
—Bien — ¿qué otra cosa podía decir? ¿Que la vista de sus sensuales piernas le revolucionaba todas las hormonas? Miley habría salido dando gritos de la cocina. O, aún peor, se habría quedado. Llamaría a Joseph después del desayuno.

La llamada empezó bien, hasta que Nick comentó la posibilidad de que Miley se quedase en la casa. Aparentemente, la esposa de Joseph era buena amiga de Eudora Givens, y la ex casera de Miley le había dado a ésta su versión. Joseph no iba a contrariar a su mujer dejando que Miley y su «colección de animales salvajes» se instalasen en su casa.
Nick colgó y se quedó mirando el teléfono con aire taciturno. ¿Cómo iba a buscarle un sitio donde quedarse si ni siquiera Joseph Miller la admitía en su casa?
Se pasó los dedos por el pelo y se frotó la nuca. ¿Qué podía hacer?
Nadie admitiría a Miley. Ésa era la realidad. La única solución era que se deshiciese de la mayor parte de los animales. Eso no ocurriría nunca. Pero… podía dejarlos en el establo, con su ganado, mientras se quedaba en casa de los Miller y buscaba otro apartamento de alquiler. Joseph no se negaría a que fuese ella sola. Sólo tenía que convencer a Miley.

Al volver de trabajar, Miley fue directamente al establo. Quería ver qué tal estaba Maurice, que estaba acostumbrado a vivir en un gallinero, así que su situación había mejorado. No obstante, no sabía cómo le afectaría vivir con caballos, que eran mucho más grandes que él. Quizá estuviese nervioso. Pero no, Maurice parecía muy contento. Acepto las caricias de Miley, pero con cierto desdén.
—He hablado con Joseph.
Miley dio un salto al oír la voz de Nick. Se volvió hacia él.
—No te había oído entrar.
—Estabas ocupada.
—¿Y qué ha dicho Joseph? —preguntó terminando de acariciar a Maurice.
—Su esposa es muy amiga de la señora Givens,
Miley no lo lamentaba. De hecho, prefería que darse con Nick hasta después de las vacaciones. Hasta después de la visita de sus padres.
—¿Y?
—No quiere que te quedes allí con los animales.
Miley se encogió de hombros.
—Creo que te va a tocar aguantarme una temporada.
—No necesariamente.
—¿Qué quieres decir?
—Soy experto en resolver problemas, ¿recuerdas? A eso me dedico. Si puedo ocuparme de la logística necesaria para llevar ganado a Japón y mantener contentos a mis inversores, ¿cómo no voy a ser capaz de solucionar los problemas de alojamiento de una pequeña profesora?
—No te metas con mi tamaño —bromeó ella, pero estaba nerviosa. Era cierto que a Nick se le daba muy bien resolver problemas, así que sus planes de soportar la visita de sus padres empezaban esfumarse—. ¿Cuál es tu solución?
—Puedes quedarte en casa de los Miller y dejar aquí a los animales. Cuando encuentres un lugar donde vivir, podrás volver a llevártelos —a juzgar por su sonrisa, era evidente que pensaba que había tenido una gran idea.
A Miley se le hizo un nudo en el estómago. Ya había tenido un día suficientemente desgarrador en lo referente a emociones. Se había obligado a poner un anuncio en el periódico local de tirada semanal para deshacerse de Maurice, de Bud y del loro. Además, había dado a sus alumnos folletos para sus padres en los que decía que regalaba a los animales. Lo último que le apetecía era abandonar a todos sus animales y vivir en la esterilidad del hogar de los Miller.
—Tú ya tienes demasiadas responsabilidades. Dijiste que ni siquiera tenías tiempo para ocuparte del hámster.
—De verdad que me ocuparé de ellos con mis propias manos. El problema con Bud era que yo no quería un hámster. Ya sabes que no me gustan los animales pequeños.
—Me siento responsable de tu desahucio y estoy intentando ayudarte.
A Miley no le hacía falta que le recordase su parte de culpa. Prefería pensar que la estaba ayudando porque eran amigos. Y deseaba que Nick quisiese deshacerse así de ella.
—Me echarán de menos.
—Puedes venir a verlos, Miley. No vas a estar lejos de aquí, los Miller viven a diez minutos. Además, yo te ayudaré a buscar otro apartamento y no estaréis separados mucho tiempo.
—No.
—Nick alargó la mano para acariciar a Maurice.
—Sé razonable, Miley.
—No.
Él se levantó y su conciliadora sonrisa había desaparecido de su rostro.
—Eres una profesora soltera. Ni al director ni al consejo escolar les gustará que vivas con un hombre.
Nick tenía razón, y lo sabía. Miley también lo sabía, por eso no había discutido demasiado con él la noche anterior.
—No será por mucho tiempo, le contaré al director que me han echado de casa. Lo entenderá.
Nick sacudió la cabeza.
—Tal vez, pero no todo el mundo será tan comprensivo. ¿Quieres que toda la ciudad hable de ti?
Miley rió sardónicamente. La amenaza del cotilleo era demasiado real.
—No me importa lo que piense la gente que no me conoce —espetó.
—Y qué hay de los padres de tus alumnos?
Miley no entendía por qué Nick estaba insistiendo tanto.
— ¿Qué pasa con ellos?
—No te hagas la tonta, Miley. No quieres que ellos piensen que estás viviendo con un hombre.
—Pero tú no eres un hombre cualquiera. Eres mi mejor amigo —murmuró.
—Sí, y como soy tu mejor amigo, no permitiré que te arruines la vida, niña. ¿Qué me dices? ¿Vuelvo a llamar a Joseph? Cuanto antes te mudes, mejor.
Miley no podía contener el dolor que le provocaba el hecho de que Nick quisiese librarse de ella. Le recordaba demasiado a la actitud que había tenido su padre cuando había llevado a su madre a Arizona.
— ¿Le preguntarás si puedo llevarme a Princess y a Alexander?
Él sonrió, claramente aliviado.
—Por supuesto.
—Estupendo. Será mejor que lo llames ahora mismo. No creo que quieras tenerme por aquí rondando más tiempo del absolutamente necesario —dijo amargamente.
Se dio la vuelta y se dirigió hacia fuera. Nick podía habérselo dicho más alto, pero no más claro. No quería tenerla cerca. Miley debería habérselo imaginado. Con su padre, el mero hecho de ser mujer la había marcado desde antes de su nacimiento.
Nick la agarró por el abrigo para detenerla.
—Espera.
Ella no quiso darse la vuelta.
—No estoy intentando deshacerme de ti.
Miley resopló, incrédula.
—Bueno, tal vez sí —confesó él—. Pero no es porque no quiera que estés aquí. Venga, querida. Sabes que es lo mejor, lo que pasa es que eres demasiado obstinada para reconocerlo.
Ella lo escuchó. Una parte de su cerebro le decía que tenía razón, pero eso no conseguía acabar con el nudo que tenía en la garganta. No entendía por qué estaba tan sensible. Quizá las palabras de Nick le habían hecho daño porque se parecían demasiado a las que había utilizado su padre para decirle que iba a vender el rancho de la familia en vez de dejárselo a ella.
Nick debía de tener algún enrevesado motivo por el que creía que lo que había hecho aquella mítica noche también había sido lo mejor para ella. Se había sentido herida entonces, y se sentía herida en esos momentos.
Se soltó de él y se dirigió hacia la casa. Se le habían acabado las reservas de buen humor y no tenía ganas de discutir con Nick acerca de por qué pensaba que lo mejor era que se marchase.


8 comentarios:

  1. a mi me encanta la nove!!!
    ya espero el proximo capitulo :)!!

    ResponderEliminar
  2. como puedes creer k no nos gusta?
    si es asombrosa!
    espero el siguiente cap!
    y te espero por mi blog ¿oki?
    jeje kuidathe girl!
    te kiiiero :D

    ResponderEliminar
  3. Me gusta! (Y) & pss espero que Miley no se vaya de la casa! ;) síguela pronto ^^

    ResponderEliminar
  4. ¿Cómo puedes tener dudas sobre si nos gusta tu novela?, es genial en todo sentido, a la qe no le gusta esta loca (Sin ofender jajaja), de verdad es totalmente genial :D besitos y espero el próximo :)

    ResponderEliminar
  5. awww q no se valla...
    y si me encanta la nove
    y lo sabes... bueno tal vez no
    x eso dudas :S pero al menos aqui tienes
    una fiel seguidora de tus noves y si no
    me gusta te lo digo... ok sere sincera
    no me gusta la nove.... LA AMO... :D y pss
    espero q publiques pronto
    ILOVEYOUSIS

    ResponderEliminar
  6. owww me encaantho el capii
    superhiper mega liindoo sis
    bueno me paso de rapidin bye sis
    y amo tu noveee ♥

    ResponderEliminar
  7. se vio malito nick pero seria demaciada tentacion tenerla tan cerca hehe sube pronto esta genial la nove cuidate bye

    ResponderEliminar
  8. emil....
    por supuesto que nos encanta la nove....
    asi que espero que la sigas...
    me encanta...
    te extraño muchop muchop!!!

    ResponderEliminar