Seguidores

viernes, 13 de mayo de 2011

"♥" RINGS OF WEDDING "♥" Niley"♥ Cap 18


hola chicas x fin q pude entrar al blog.. ya m empesaba a asustar.. jeje buee ak les dejo cap espero q les gust y comenten... jeje las kieroo :)



—Ayer noche arrancó bien —dijo Nick, fro­tándose la frente—. La traje hasta aquí sin pro­blemas.
Leroy se inclinó sobre el capó y examinó el motor.
Después de ducharse, Nick había decidido ir a echar gasolina mientras esperaba a que Miley regresara de la tienda. Cuando trató de arran­car, el motor no respondió. Nick sabía más de Física Cuántica que de mecánica de coches, así que cuando vio salir a su amigo Leroy de su es­tablecimiento, le hizo una señal con la mano.
Quince minutos después, se había concen­trado toda una multitud a su alrededor. El en­cargado del motel, su sobrino y el primo de Le­roy, Darnell, le estuvieron dando consejos.
Desgraciadamente, no parecían saber mucho más que Nick y, en lugar de ayudarlo, se dedi­caron a repasar los acontecimientos de la noche anterior. Especialmente, el alcohol que habían bebido y la cantidad de dinero que habían per­dido en el juego.
—Siempre marchó sin problemas. Lo usé to­dos los días hasta que me compré la nueva fur­goneta. No tengo ni idea de lo que le puede su­ceder.
—Quizá deberíamos llamar a un mecánico de la gasolinera —sugirió Nick—. Me temo que no sé mucho de mecánica.
—Yo tampoco, pero te digo que esta furgo­neta nunca me había dado ningún problema — de repente vio algo—. ¡Ya lo veo! Alguien ha to­cado esta válvula.
Los demás hombres se inclinaron sobre el capó, haciendo comentarios.
—Mira, está suelto. Por eso no arranca.
—Cuando lo traje aquí por la noche, recuer­do que pisé un bache. Probablemente haya sido eso.
Leroy se echó a reír. Un sonido fuerte que el viento se llevó consigo.
—¡Estos chicos de la capital! No, no ha podi­do ser eso. Alguien ha abierto el capó y ha ma­nipulado la válvula para que no se pueda arran­car.
—-¿Y quién haría algo así?
Leroy se puso derecho y se limpió la grasa de las manos en la camisa de franela.
—Créeme. Por aquí hay gente muy extraña.
Nick se sintió como si él fuera una de esas personas.
— ¿Puedes arreglarlo?
—Ya lo he hecho. Simplemente he vuelto a ajustarla. Vamos, inténtalo ahora. Seguro que arranca.
Nick se subió a la cabina y giró la llave. Tal como Leroy había prometido, el motor se puso en marcha. Volvió a pararlo y salió.
—Muchas gracias, no sabes cuánto te agra­dezco tu ayuda.
Leroy se encogió de hombros.
—De nada. Ganaste la furgoneta justamente, aunque tengo que decir que nunca había visto a nadie con tanta suerte a las cartas.
Nick dio de nuevo las gracias a todos y se quedó allí, viendo cómo se alejaban, cada uno en una dirección distinta. Luego, se volvió a la furgoneta y se quedó mirándola durante un buen rato. De repente, se dio cuenta de todo. Si Miley Cyrus sabía cómo robar un coche, haciendo un puente, sabría también cómo ha­cer que no arrancara.
«Pero, ¿por qué?», pensó.
«Yo también te amo». Las palabras de ella lle­garon a su mente y cerró los ojos. Desde que había dejado a Miley en la habitación la no­che anterior, había intentado olvidar lo sucedi­do entre ellos. Y lo había conseguido hasta ese momento. Pero al tener unos minutos para pen­sar, lo había recordado todo... el deseo increíble, el placer desatado, la sensación de la piel de ella en sus manos...
Abrió los ojos y se quedó observando de nuevo la furgoneta. Ya lo entendía todo. La ha­bía manipulado para poder pasar otra noche juntos en Skull Creek.
Pero estaba seguro de que lo único que ella quería de él era sexo. Porque no podía ser amor. Incluso, aunque ella hubiera dicho aque­llas palabras, había sido sólo una respuesta ins­tintiva a las palabras de él... palabras que se le habían escapado en el calor de la pasión. Era evidente que Miley lo odiaba o, por lo me­nos, él le desagradaba intensamente. Quizá incluso hubiera estropeado la furgoneta simple­mente para provocarlo una vez más.  Nick se frotó la frente. El dolor de cabeza iba aumentando junto con la confusión.
Se metió las llaves en el bolsillo y se fue a la habitación. Se tumbó en la cama y cerró los ojos. Se estaba quedando dormido, cuando oyó que la puerta se abría. Con los ojos entornados, vio que Miley entraba de puntillas y cerraba la puerta. Luego, dejó la bolsa sobre la cómoda y lo miró durante un buen rato. Pero su expre­sión le resultó ilegible.
Esa mujer era su esposa, pensó Nick. Miley Cyrus Jonas. Había estado intentando no pensar en ella en esos términos, pero cada vez le era más difícil mantener una cierta distan­cia. Le gustaba estar con ella. Miley le hacía sentirse vivo e independiente. A su lado, no tenía la sensación de ser una pálida copia de su padre.
Casi podía imaginar el futuro con ella. Cómo sería despertarse a su lado y quedarse dormido en sus brazos. Volvería del trabajo y ella estaría esperándolo sonriente. Y hablarían y comparti­rían lo sucedido durante el día. Le contaría todo.
Nick siempre había pensado que sabía lo que buscaba en una mujer, pero todo había cambiado. Lo que lo atraía de ella no tenía nada que ver con el aspecto exterior y sí con las pa­siones profundas. Con Miley, se sentía siem­pre al borde del caos, incapaz de controlar sus emociones. Pero cuando la miraba a los ojos, sabía con certeza que ella era suya.
Sabía lo que sentía él. Pero, ¿qué sentiría ella? ¿Tendría su declaración de amor una base real? ¿Pensaría en un, futuro a su lado? Si él tu­viera la más mínima idea de lo que Miley sen­tía, sabría cómo proceder, pero era incapaz de intuirlo.
Nick vio, con los ojos semi cerrados, que Miley agarraba la camisa que él se había quitado momentos antes. Al principio, pensó que iba a doblarla y meterla en la maleta, pero lo que hizo fue apretársela contra la nariz y soltar un suspiro profundo.
Miley parpadeó y gimió dulcemente. Si lo que buscaba era el olor de su colonia, proba­blemente encontraría olor a tabaco y alcohol. ¡Pero eso daba igual! Una mujer no olería la camisa de un hombre a menos que tuviera senti­mientos profundos hacia él ni tampoco se dedi­caría a estropear las válvulas de las furgonetas.
Nick se dio la vuelta y se incorporó sobre el codo.
— ¿Has traído algo para desayunar?
Miley, dando un respingo, tiró la camisa sobre una silla cercana.
—No... no me había dado cuenta de que es­tabas despierto.
—No lo estaba, pero ahora sí lo estoy. ¿Qué hay en la bolsa?
— ¿En la bolsa?
—La que has puesto sobre la cómoda. ¿Es el desayuno?
—Sí. Café y Donuts.
Nick se levantó de la cama y se estiró.
— ¿Sabes? Estaba pensando que podríamos quedarnos aquí otro día.
Miley puso cara de sorpresa.
— ¿Aquí? ¿Y por qué?
Desde luego, era una buena actriz cuando se lo proponía, pensó Nick. Aunque conociendo ya su psicología, seguramente ella querría hacer exactamente lo contrario de lo que él dijera.
—Estoy bastante cansado. Y no me apetece tener que subirme a ese trasto ahora. Pensé que podríamos quedarnos aquí un día más para descansar un poco. ¿Qué te parece?
—Cre... creo que deberíamos seguir el viaje. Sé lo impaciente que estás por conseguir el di­vorcio. ¿No es así?
■—No más impaciente que tú.
—De acuerdo, entonces vamos. Yo estoy lis­ta.
Nick recogió su bolsa y el resto de sus per­tenencias. Unos minutos después, salieron del motel y el sol brillante del desierto los recibió fuera. Colocaron todo en la furgoneta y se dis­pusieron a partir.
— ¿Listos?
Miley lo miró con una sonrisa radiante. Pero cuando él giró la llave y el motor arrancó, su sonrisa fue apagándose gradualmente, para ser reemplazada por una expresión seria.
— ¿Qué pasa? —preguntó él, ya convencido de sus sospechas.
—Oh, nada. El motor suena... bien.
—Va estupendamente. Este cacharro nos lle­vará hasta México sin problemas —replicó él, mirando por el espejo retrovisor.
Ella se recostó en el asiento y miró hacia de­lante mientras se dirigían hacia la carretera que iba hacia el sur.
—Eso está bien —murmuró—. Porque es exactamente donde quiero ir. A México.

disfrútenlo.. jeje ;)

11 comentarios:

  1. me encantooooooooooooooo lo ameeeeeeeeeee espero subas prontoooooooooo.

    ResponderEliminar
  2. me encanto el cap..... :D
    muy muy lindooow!!

    subi pronttooo!!! :)

    ResponderEliminar
  3. jajajaja a miley le salieron mal los plane
    ¿pero nick tambien esta enamorado de ella?

    ResponderEliminar
  4. waaaaaa esta mui wenaaa D:
    ojala no se separen!!
    porfa siguelaa esta mui wena
    me encantaaaa <3

    ResponderEliminar
  5. ¿Por queeeeeeeeeeeeeeeeeee?
    Porque arreglaron la furgoneta
    ella queria quedarse pobrecita
    espero mas aventuras en el camino a mexico
    saluditos mi niña!!

    ResponderEliminar
  6. ey sis....
    waooooo
    pobre miles
    nick es un loco la ama
    y aun asi va a buscar divorciarse
    que mal...
    awwww
    espero que la sigas
    te quiero muchop

    ResponderEliminar
  7. ahhh
    sis me encanto el capi
    oye me tienes muy abandonada :( tambien
    a mi blog los dos estamos triste
    jejejeje okiis me encanto el capi sis

    ResponderEliminar
  8. mjm!!!
    nooo!!!
    en serio no lo puedes
    dejar ahí!
    pliis plis sube pronto!
    jaja kiiero el sig chik! jeje

    ResponderEliminar
  9. sube luego
    el capi plisss
    no te agas de
    rogar bye besos
    <3 <3 <3 <3

    ResponderEliminar
  10. me encantooo el cap
    nick creo q va a hacer algo jaja o miley
    pero algo va a pasar para q no se divorcien jaja
    ok sube pronto
    cuidate bye

    ResponderEliminar
  11. Me encantooooo, perdon si no comento tus capitulos, es que aveces no tengo tiempo, pero siempre la leo a la nove, es genial.gracias por comentar la mia... Sos genial. Ya voy a empezar una nuevaa :D

    ResponderEliminar