Seguidores

martes, 1 de marzo de 2011

NILEY ♥"En tu kma o en la mia?"♥ Cap 2


hola chicas...!!!! ak les dejo el segundo capitulo....
y hic un kmbio....
a Noah la cambié por Demi... un beshoo espero que les guste...


El agente llegó junto a ella y golpeó la ventanilla con su linterna. Miley presionó el botón y el cristal descendió un centímetro.
—Enséñeme su placa —le exigió.
Él se la mostró y Miley se la arrebató. Parecía real. Bajó un poco más la ventanilla y se la devolvió.
—Su carné de conducir y los papeles del vehículo, por favor.
—No… no sé si tengo los papeles —balbuceó ella—. Es un coche alquilado —sacó el carné de la cartera y abrió la guantera—. Lo alquilé en Seepy Rental, en O’ Hare. Aquí tengo el contrato de alquiler —le entregó los papeles y lo miró—. No iba tan deprisa.
—Estaba hablando por un teléfono móvil —replicó él—. Va contra las leyes que tenemos en North Lake. ¿Ha estado bebiendo, señorita?
—No —respondió ella, sorprendida por la pregunta—. Me salí de la carretera porque estaba cansada. Necesitaba respirar aire fresco.
El agente examinó atentamente su carné.
—Miley Rey Cyrus—murmuró—. ¿Es usted Miley Cyrus? —dirigió la linterna hacia su cara y Miley entornó los ojos.
—Sí.
El agente apagó la linterna y se inclinó con una sonrisa amistosa.
—Vaya, ¿no me recuerdas? —Se señaló el nombre en la chaqueta—. Soy Cody Linley. Salimos unas cuantas veces el verano de… bueno, no importa. Te llevé a pasear en barca. Encallamos cerca de Raspberry Island y tú me llamaste idiota y me tiraste una lata de refresco a la cabeza.
Miley lo recordaba muy bien. Había sido como quedarse sin gasolina en una carretera desierta. También recordaba que Cody Linley había intentado besarla y luego la había reprendido por comportarse como una mojigata. Casi todos los chicos con los que Miley había salido aquel verano le habían servido para un único propósito… darle celos a Nick Jonas.

—Pues claro —dijo—.Cody Linley. Cielos… ¿ahora eres policía? Qué irónico resulta, después de todos los problemas que causabas.
—Sí… Una juventud malgastada. Pero me reformé a tiempo y conseguí un título en Criminología. Estuve trabajando para el Departamento de Policía de Chicago, hasta que me enteré de que estaban buscando un jefe de policía aquí y pensé «qué demonios». Ya me habían disparado cuatro veces en Chicago —se echó a reír—. Parece que vas a tener suerte…
— ¿Suerte?
Él cerró su libreta y se la guardó en el bolsillo trasero.
—Voy a dejar que te vayas con una simple advertencia —le devolvió el carné de conducir—. Siempre que me prometas que no hablarás por el móvil mientras estés conduciendo. Va contra las leyes del estado y puede ser una falta muy grave.
—Gracias —dijo Miley.
—Bueno, ¿y qué ha sido de tu vida? La última vez que te vi en North Lake acababas de terminar el instituto.
—Trabajo en Nueva York. No he vuelto mucho por aquí.
—Lástima —repuso Cody—. Es genial vivir en la ciudad, pero nunca llegué a apreciar realmente este lugar hasta que me marché. Hay algo especial en North Lake… se respira paz —se encogió de hombros y tocó la ventanilla con el dedo—. Conduce con cuidado, Miley. Las carreteras están muy resbaladizas. Y si te vuelvo a pillar hablando por el móvil, tendré que ponerte una multa.
—Entendido —dijo Miley.
—Buenas noches.
Por un momento Miley pensó que iba a decirle algo más, pero él se dio la vuelta y volvió a su coche patrulla. Unos segundos después, las luces dejaron de girar y Miley volvió a la carretera. No tardó en ver la indicación de West Shore Road y tomó el desvío, seguida a cierta distancia por Cody.
Las casas que se alineaban junto a la orilla estaban a oscuras, casi todas ellas deshabitadas durante los meses de invierno, y Miley escudriñó los buzones a través de la nieve. Pasó junto al camino de entrada de los Jonas, vecinos de sus padres, y subió por la pequeña pendiente entre los árboles sin hojas, conteniendo la respiración hasta que detuvo finalmente el coche. Una luz brillaba débilmente al final del camino. El agente Cody siguió por la carretera, aparentemente satisfecho de que Miley hubiera llegado a su destino.
Apagó el motor y contempló la casa a través del cristal helado del coche. En invierno ofrecía una imagen aún más pintoresca. El tejado cubierto de nieve, los carámbanos colgando de los canalones sobre la blanca fachada de madera… Mirándola, Miley supo que sería imposible trabajar mientras estuviera allí con su familia. Y aunque necesitaba un respiro laboral, sabía que no podía permitírselo. De modo que había reservado una habitación para la noche siguiente en el hotel del pueblo. Entre los tres niños de Zac y el escándalo de su ruidosa familia, Miley estaba convencida de que necesitaría un lugar donde refugiarse.
Salió del coche y agarró las bolsas del asiento trasero. No pudo evitar una mirada por encima del hombro hacia la casa de los Jonas. Había una luz encendida en la cocina, pero el resto estaba a oscuras. Sin duda Denisse y Paul Jonas estarían en la fiesta de aniversario, pero aunque no había ningún motivo para invitar también a sus hijos, Miley se preguntó si habría alguna posibilidad de ver a Nick… y qué ocurriría si así fuera. ¿Se acordaría Nick de aquella noche en la playa, o se comportaría como si nada hubiera sucedido?
Habían pasado seis años, pensó Miley. Era hora de dejarlo atrás. Se había enamorado siendo una cría, y no había vuelto a ver a Nick desde la noche antes de marcharse a la Universidad de Nueva York. Hasta ahora, el recuerdo de aquella noche siempre la había sumido en el remordimiento y la humillación. Pero ahora eran adultos, y si él quería revivir aquella indiscreción adolescente, ella tendría que negarse. Nick había cometido muchos errores en su juventud y no querría sacarlos a la luz delante de su familia. Miley intentó recordar algunos de ellos por si acaso necesitaba algo con lo que atacar.
Se habían metido en toda clase de problemas. Incluso ahora, Miley seguía sorprendiéndose de no haber acabado siendo una delincuente juvenil. Pero Nick y ella habían formado una pareja y ella había sido la única que había aceptado sus desafíos.
Sonrió. Una vez habían atrapado una ardilla y la habían soltado en el coche del jefe de policía. En otra ocasión le habían robado una bicicleta al abusón del pueblo. A la mañana siguiente, el chico encontró la bici balanceándose en el agua, junto a la playa pública. Aquella proeza les hizo ganarse la admiración de muchos, aunque nunca admitieron ser los responsables. Y otras muchas veces se refugiaban en su «fortaleza», una cabaña abandonada en la orilla oriental del lago.
La casa estaba oscura y en silencio. Nadie cerraba la puerta cuando la familia estaba en casa. Miley permaneció de pie en el amplio vestíbulo y respiró hondo para aspirar el olor familiar… agua, hojas, madera barnizada y velas de vainilla que a su madre le gustaba encender para contrarrestar la humedad del aire. Tiempo atrás Miley había conocido cada rincón de aquella casa. Había sido su castillo particular.
Subió lentamente por la escalera y recorrió el pasillo hacia su dormitorio. Pero cuando empujó la puerta vio que la habitación ya estaba ocupada… por los hijos de Zac. Dos en la cama y el más pequeño en una cuna portátil. Cerró con cuidado la puerta y siguió por el pasillo. Seguramente Demi tendría espacio en su cama. Entró en la habitación de su hermana y cerró la puerta tras ella. Dejó la bolsa en el suelo y caminó hacia la cama. Hacía frío, y Demi estaba arropada con un edredón y con la cabeza bajo la almohada.
—Demi… —susurró Miley junto a la cama, quitándose la chaqueta y los zapatos. Demi siempre había tenido el sueño muy profundo.
Miley se sentó en el borde de la cama. Quizá hubiera un sofá vacío por alguna parte, pero estaba demasiado cansada para ponerse a buscar. Dormiría algunas horas y por la mañana iría al hotel.
Se quitó los vaqueros y se metió bajó el edredón, tapándose hasta la barbilla. Cerró los ojos y recordó el último verano que había pasado en la casa del lago. Nick había vuelto a casa por vacaciones después de su segundo año en la universidad, y nada más verlo, Miley había perdido la cabeza por él. Era tan guapo y sexy que no podía vivir sin él.
El verano pasó sin que Miley consiguiera que se fijase en ella. Finalmente, la noche que cumplía dieciocho años, decidió jugárselo el todo por el todo. Sólo quedaban unos días para que empezaran las clases y ella no quería ir a la universidad siendo virgen. De modo que hizo acopio de valor, llevó a Nick al lago, se quitó la camiseta y le pidió que la convirtiera en una mujer.
Ahogó un gemido y se subió el edredón hasta la nariz. Incluso después de tantos años, el recuerdo de su estúpida proposición bastaba para que le ardieran las mejillas. Cerró los ojos y rezó en silencio para que Nick no apareciera en North Lake hasta que ella se hubiera marchado.
Seguramente estaba a muchos kilómetros de allí, pensó. Compartiendo la cama con otra mujer, quizá. Frunció el ceño por la punzada de celos que la traspasó. La pasión que sentía por Nick se había consumido mucho tiempo atrás. No, no podían ser celos… Era algo más parecido a la envidia, por haberse imaginado a Nick feliz y enamorado.
Probablemente tendría todo lo que siempre había deseado en la vida, mientras que ella aún intentaba averiguar qué necesitaba para ser feliz.
Siempre había pensado que tendría las respuestas cuando llegara a los veinticinco. Pero estaba a punto de cumplir los veinticuatro.
Tal vez una semana lejos de Nueva York y de la vida que se había construido le diera un poco de perspectiva. Bostezó y se echó un brazo sobre los ojos. Tendría tiempo para pensarlo por la mañana. Ahora necesitaba dormir.


6 comentarios:

  1. AME EL CAP!!!!!!!!!! Cody linley, baba... xDD oh Miley esta mas ke obsesionada con Nick, eso es ovbio!!! AUN LO AMA!!!!!!!!! kiero ke aparezca Nick!!!!!!!!!!!!! espero el siguiente :D

    ResponderEliminar
  2. me encantoo espero el otro capi bye besos <3

    ResponderEliminar
  3. Muy lindo el cap , ya saves que soy adicta a tus novelas xD , vamos avanza rapido quiero la de Jemi , aunque con tus noves de Niley me enamoro mas de esa parejas

    ResponderEliminar
  4. Wowwww
    Qe Bonni el qap!!*
    :P
    Zube Pronto!
    (:

    ResponderEliminar
  5. hey ya po sube luego el capi no seas mala sube ahoraaaaaaaa !!!!!!!!!

    ResponderEliminar